El Ritual iniciático

Actualizado: mar 22

Es muy común leer o escuchar en los temas esotéricos, la palabra rito o iniciación. ¿Que es en realidad un rito?. La palabra rito es idéntica (fonética y etimológicamente) al latín ritus y al sánscrito rita (orden, costumbre, estación). El rito es repetitivo y ordenado, enmarcado en una ceremonia, de tipo religioso. Es el arquetipo utilizado para representar una acción pasada, representando un hecho de una divinidad o dios. Que a través de posturas o gestos, describen un lenguaje sagrado, también puede ser acompañado, por una cadencia rítmica, sonora o vocal. El rito (con minúscula) constituye otro conjunto de elementos que pueden ser de tipo gráfico, o geométrico, que se interrelacionan con la mente y el cuerpo, elementos esenciales para influenciar espiritualmente a un individuo. Debemos observar, que en lo que se refiere a los ritos religiosos de carácter profano van dirigidos a todos los miembros de un entorno social específico, y no sobrepasa los misterios menores mostrados en tal ceremonia, utilizando el término de ritos exotéricos. El gran Eliphas Levi decía al respecto. “No hay religión sin misterio, ni misterios sin símbolos”

En el ritual hay cosas verdaderamente básicas, para que el pasado se vincule con el presente, y ahí es donde si nosotros buscamos la definición esotérica de espacio-tiempo, encontramos que se habla de lo mismo, es atemporal, los ritos en esencia contienen:


  1. Repetición

  2. Actuación {rígido}

  3. Estilización {templo}

  4. Orden y secuencia {ritual y liturgia}

  5. Estilo de presentación {evocador}

  6. Dimensión colectiva {posee, un lenguaje propio a través de lenguas sagradas}



La iniciación como tal, es el principio de un conocimiento, es la entrada, al sendero del conocimiento racional. Es el plano mental, donde la raíz latina in re significa: entrar o penetrar, llevándonos a nuestra verdadera naturaleza. Cicerón decía sobre los ritos Iniciáticos <<De todas las instituciones excelentes y en verdad divinas que Atenas ha llevado y contribuido a la vida humana, ninguna, en mi opinión, es mejor que los misterios. Esto debido a que a través de ellos hemos crecido más allá del modo salvaje de existencia en el que estábamos y hemos sido educados y refinados a un estado civilizado; y como los ritos son llamados iniciaciones, así en verdad hemos aprendido sobre el inicio de la vida y hemos obtenido fuerza no solo para vivir felizmente sino para morir con esperanza.>>


Desde la noche de los tiempos, los llamados Ritos iniciáticos, han acompañado a personajes de casi todas las estirpes sociales, en su momento aspirantes a recibir y conocer los misterios mayores, de los más prominentes, sacerdotes o hierofantes de Egipto. Según los autores griegos, los sacerdotes egipcios tenían tres formas de expresar su pensamiento: la primera era clara y sencilla, la segunda simbólica y figurada, la tercera sagrada y jeroglífica.


En las ciencias teogónicas y cosmogónicas, los sacerdotes empleaban siempre, la tercera escritura, la cual no se podía comprender, sin la clave o dogma fundamental en la doctrina de Hermes. En donde habla que una misma ley rige el mundo natural, el mundo humano, y el mundo divino.



Es importante destacar que la iniciaciones no solo corresponden al sexo

masculino en la india, en los tiempos védicos, la mujer también desempeñaba un papel importante, era sacerdotisa en el altar doméstico. En egipto se remonta a los misterios de Isis. Orfeo la organizó en Grecia, Hasta la extinción del paganismo la vemos florecer en los misterios Dionisíacos, así como también en los templos de Juno, Diana, Minerva, y Ceres, consistía en ritos simbólicos, ceremonias y fiestas nocturnas. Luego se basaba en una enseñanza especial dada por sacerdotisas, ó el mismo sumo sacerdote, y se relacionaba con la vida conyugal, en donde se daban consejos y reglas concernientes a la sexualidad, siempre acompañado de representaciones de la diosa afrodita, y no era considerado como pecaminoso, ni mucho menos negativo.



Los Ritos iniciáticos siempre han acompañado a la humanidad, con reglas que desconocían los profanos, y los no iniciados, se enseñaba el origen de las cosas y la naturaleza del espíritu humano, y su íntima relación con los cuerpos celestes, las religiones eran solo el contenido intelectual, y la revelación de los aspectos filosóficos, ya que la religión tiene que ver con el sentimiento con la actuación, no meramente con el pensar. El proceso iniciático y el místico son dos vías distintas, en esta última el individuo se abre a cualquier tipo de influencia, sea del orden que sea, y en general su conocimiento doctrinal no le permite discernir sobre la naturaleza de dicha influencia; por el contrario, en la vía iniciática la persona elige libremente la <<realización>>, por lo tanto se le denomina activa y a la mística pasiva.

La finalidad de los ritos iniciáticos hasta nuestros días deben conducir a la humanidad a una experiencia personal, genuina y válida, es el comienzo o inicio a una vida nueva, un hombre regenerado que no sirve solo para sí, sino para todo el género humano.




Entradas Recientes

Ver todo

© 2021 El Espejo Negro